Almendra

Qué son las almendras

¿Quién no conoce este fruto seco? ¿Cuántas veces has pasado delante de ellas guardadas en bolsas transparente en el supermercado? Has tenido siempre delante esta preciada semilla y no sabías lo valiosa que era para tu salud. No te preocupes en PlantasCurativas.org te lo enseñamos todo sobre la almendra.

Es el fruto del almendro, posee una cáscara no comestible muy dura. Aunque dicha cáscara es actualmente un biocombustible en auge. Pero lo que vemos en las tiendas es el fruto ya pelado.

Foto de cáscaras de almendras

Origen de la almendra

Muchos pensarán que el origen de la palabra almendra es árabe, como almohada o alfombra. Pero no se así, proviene del latín, concreta mente de amyndăla. Esta palabra latina significa amígdala, sin duda por el alto parecido entre el fruto y este órgano.

Siempre que nos adentramos en la etimología de una palabra en una lengua latina como el español, muchas veces nos encontramos con datos curiosos. Y la almendra es una de ellos, pues resulta que es muy importante en la simbología cristiana.

Sorprendido verdad. He aquí la historia. Del latín surgió la palabra almendra para mencionar al fruto, y por otro lado en italiano evolucionó a mandorla. Este palabra italiana la usamos en nuestra lengua para indicar la aureola en forma oval (osea de almendra) en donde se insertan personajes sagrados de la cristiandad en sus numerosas representaciones artísticas.

Así que al tomar almendras estarás viviendo una experiencia religiosa.

Mandorla y su parecido con la almendra
Comparativa entre una almendra y la mandorla de las representaciones cristianas

Clases de almendras

Cuáles son los nutrientes de la almendra

Las almendras, poseen gran cantidad de los principales nutrientes, aquí están todos desglosados:

  • Vitaminas: Su principal aporte es de Vitamina E. Aunque también nos da vitaminas B1, B2 y B3.
  • Proteínas: La almendra es muy rica en proteínas. Si comiésemos por ejemplo 100 gramos de carne, tomaríamos menos proteínas que con 100 gramos de almendras. Con el ejemplo no quiero decir que sustituyamos lo que comemos de carne por almendras, porque si hiciéramos eso probablemente sufriríamos una indigestión. 
  • Hidratos de carbono: su riqueza en este nutriente también es importante, y destacaba sobre todos en los conocidos por ser de absorción lenta. Es decir, que a diferencia de los azúcares de la bollería o otros alimentos con azúcares simples, nuestro cuerpo lo podrá utilizar sin desequilibrar nuestros niveles de azúcares. Ideal en caso de padecer diabetes.
  • Fibra.
  • Minerales: La almendra dentro de cualquier producto vegetal, es una de las mayores fuente de calcio. También nos aporta zinc, fósforo, sodio, potasio, magnesio y hiero.

Beneficios de comer almendras

  1. Mejora nuestro estado emocional. Y lo consigue de múltiples formas. Uno de ellas es gracias al zinc, este mineral ayuda a levantar nuestro ánimo. Otra forma es gracias al magnesio que ayuda a prevenir la ansiedad. Y otra forma es que su consumo ayuda que nuestro cuerpo produzca dopamina, esta hormona es conocida como la ‘hormona de la felicidad’, porque su trabajo es controlar nuestras respuestas mentales y emocionales.  
  2. Reduce los niveles de azúcar en sangre después de una comida.
  3. Mejora nuestra memoria y el aprendizaje.
  4. Como es rica en fibra, si duda mejorará nuestro tracto digestivo. 
  5. Ayuda a reducir enfermedades cardíacas.
  6. Tiene propiedades prebióticas. Con ello mejoraremos nuestra salud digestiva al aumentar el nivel de bacterias beneficiosas.
  7. Mejora la calidad de nuestro huesos, desempeño que debemos agradecer al calcio y al fósforo.
  8. Reduce los niveles del “colesterol malo” (LDL), y en cambio nos aumente el del “colesterol bueno” (HDL)
  9. Nos ayuda a reducir el daño que sufre nuestro cuerpo por oxidación, sus altos niveles de antioxidantes se encargan de ello.
  10. Con ellas podemos controlar nuestro peso, porque tienen un gran aporte calórico pero a su vez tiene la capacidad de agilizar el metabolismo. 
En este vídeo verás las ventas de sólo comer cuatro almendras diarias

Ayuda al desarrollo del feto

Si estás embarazada, tomar almendras no sólo te beneficiará a ti, sino también al pequeño que esperas. Esto es gracias a su gran aporte de una vitamina, el áclido fólico. El embrión antes de desarrollar su sistema nervioso central, cuenta con una estructura llamada tubo neural. Para decirlo en términos mas coloquiales, es como un borrador del cerebro y la médula de tu hijo. El ácido fólico previene defectos graves en ese tubo. Si consumes almendras ayudarás al correcto desarrollo del feto semana a semana.

Leche de almendras, una bebida con la que hay que tener ciudado

A partir de esos frutos secos podemos elaborar un bebida muy rica en sabor,  sobre todo si está fresquita, aunque eso de depende naturalmente del gusto de cada uno.

La conocida como Leche de Almendras, es sencillamente almendras molidas y agua, así que no permitamos que su terminología nos confunda. No es un sustituto de la leche de vaca, y aunque hereda todas los beneficios del fruto seco del que se elabora, seguimos necesitando el equilibrio nutricional que nos aporta la leche de origen animal.

Lo mejor es que esta bebida es muy sencilla de elaborar, sólo hay que seguir estos pasos:

  1. Dejamos 100 gramos de almendras crudas y sin sal en remojo la noche anterior en un recipiente con agua, con ello conseguimos que sean más fáciles de pelar y triturar
  2. Al día siguiente, las lavamos con agua y las pelamos.
  3. Batimos las almendras con 500 mililitros de agua.
  4. Colamos la bebida.

Ya está, más sencillo imposible.

Vídeo realizando leche de almedras

Se pueden comer crudas o tostadas

Las almendras  las puedes comer y también así las venden tanto crudas como tostadas. No te tienes que preguntar que paso debes seguir para comer esta comida cruda, la tomas y punto. En el caso de que estén tostadas solamente debemos tener en consideración que casi siempre vienen cubiertas de sal, así quesería bueno no pasarse en su ingesta.

Aprende a plantar de almendros

Antes de empezar a explayarme en los pasos y consideraciones para sembrar y cultivar un almendro. Debo expresar que este árbol es muy exigente, y si no sigues las pautas y condiciones necesarias puede que no den frutos o peor aún que no sobrevivan.

Si a pesar de esta advertencia sigues queriendo plantar almendros, pues vamos a ello.

Podemos hacerlo mediante dos vías distintas, plantando semillas o trasplantando brotes, elige la que prefieras.

En ambos casos nos debemos de procurar un clima cálido y árido. Por tanto debemos tener un zona donde los veranos sean calientes y los inviernos poco fríos.

Empezaremos colocando la planta en un macetero, después la trasplantaremos al suelo, la zona recibir mucho luz solar sin nada de sombras y con un buen drenaje, ya que una acumulación de agua en su raíces las pudrirían.

Empezando usando semillas

Es muy importante no equivocarse a la hora de seleccionar las semillas. Debemos asegurarnos de elegir las que dan frutos dulces, están las que dan almendras amargas y éstas no son comestibles. Solo úsalas si quieres tener almendros decorativos pero ni si te ocurra comer su frutos.

Una vez escogidas las semillas debemos hacer que germinen. Para ello cogemos un tazón hondo con agua y dejamos las semillas a remojar toda la noche.

Siguiente,  tenemos que abrir un poco la cáscara, pero no totalmente, debe permanecer unida y a su vez que seamos capaces de ver el fruto en su interior. Si vemos que algunas semillas con moho, que habrá muchas, nos deshacemos de ellas.

Ya podemos colocarlas en nuestros maceteros con tierra, elegimos con agujeros al fondo para permitir el drenaje. Enterramos la semilla a una profundidad estimada de 2.5 a 5 centímetros, con la abertura de la cáscara hacia arriba.

No se nos debe olvidar que debe recibir mucha luz solar directa. Si seguimos estas pautas ya solamente queda esperar o que aparezca el brote. Si compramos ya uno nos ahorramos todo estos pasos.

Empezando o continuando plantando brotes

La época ideal para plantar un brote es a final del verano o principio de la primavera.

Hay que formar un montículo para cada brote, de entre 2.5 a 5 centímetros de altura y que su anchura sea algo mayor a su altura. Colocamos el brote en el centro del montículo y lo empujamos hasta que se hunda 2.5 centímetros.

Y la última consideración es dejar un espacio de poco más de 6 metros entre el brote y cualquier otra plantación.

Forma de regar

Nada más plantar debemos realizar un riego generoso para tener la tierra bien hidratada. Conforme va creciendo debemos aplicar un riego una vez semanal, solamente saltárselo si esa misma semana ha llovido. Una buena recomendación si tenemos muchos árboles plantados, es contar con un sistema de irrigación por goteo, nos resultaría muy cómodo.

Consejos del ciudado

  • Fertilizar en primavera.
  • Podar las ramas muertas en invierno.
  • Recoger los frutos en otoño. Pero hay que tener paciencia, estos árboles tardan como mínimo cinco años en dar frutos, a veces incluso hasta doce años.
  • Hay que asegurarse de que él árbol sea polinizado. Si vemos que se hace de manera natural, podemos hacerlo nosotros mismos cogiendo una rama de un árbol y frotar su flores contra las flores de otro árbol.

Galería con fotos del almendro y almedras

Resumen final
Fecha de revisión
Artículo sobre...
Plantas Curativas
Valoración
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *