Menta

Menta

La fama de esta planta en sin duda su aplicación para tener un mejor aliento. La de cantidad de caramelos, chicles, bebidas que que están fabricados con extractos de menta. Pero no te quedes en tan sólo esa parte, ya que es la punta del iceberg. Esta planta tiene muchos usos terapéuticos más a parte de sus capacidades aromáticas. Y como no aquí los conocerás todos.

Variedades y tipos de mentas

Una planta con leyenda, la historia detrás de la menta

El origen de la palabra menta viene del griego, y está asociado con una historia mitológica, la de la ninfa Minta. Vamos a narrar lo más escuetamente posible la historia de esta ninfa, ya que aquí no estamos para aprender mitología antigua pero si saber de todo sobre las plantas.

Minta era un bella Ninfa y era amante en el infierno de Hades. Pero Hades decidió tomar por esposa a Perséfone. Presa de los celos Ninfa se dedicó a despotricar de quien ella consideraba una usurpadora. Pero la nueva esposa del dios del inframundo no se quedó quieta. En venganza cogió a la ninfa y la desmembró. Hades en un sentimiento de compasión por quien estuvo enamorado le otorgó una segunda viva, resurgiendo como la planta menta.

Aunque un poco crueles, las historias mitológicas resultan muy imaginativas.

Composición de la menta

La menta contiene muchas vitaminas y otros componentes muy beneficiosos, entre ellos están:

  • Calcio.
  • Fósforo.
  • Hierro.
  • Magnesio.
  • Vitamina A.
  • Dentro de las vitamina del grupo B tiene la B1, B2 y B3.
  • Ácido ascórbico, es decir vitamina C.
  • Ácido benzoico.
  • Ácido acético.
  • Fibra.
  • Flavonoides.
  • Mentol.

Con todo ello es normal que presente grandes efectos positivos para las personas.

Un remedio para mejorar nuestro sistema respiratorio

La menta es un planta que aporta grandes beneficios a nuestra salud. Pera sin duda el efecto por la cual es más conocida y utilizada es por la ayuda a mejorar diferentes aspectos de nuestro aparato respiratorio.

Es una opción natural para aliviar la congestión nasal. Sus propiedades expectorantes alivia los accesos de tos y la congestión nasal de los resfriados. Aunque no sea un afección mortal si que el estar todos el día con las molestias de estar tosiendo o moqueado es de lo más engorroso. Nadie se ha escapado nunca de un resfriado así que sabes de lo que hablo. Así que ten cerca caramelos de menta en épocas de frío, para que al menos sea más llevadero cuando caigamos víctimas de un resfriado.

Otra gran ayuda, aunque sea estética, para cuando nos invade la mucosidad en las vías respiratorias es acabar con el mal aliento que ésta provoca. Gracias a su propiedad antiséptica, que elimina  los gérmenes que campan a sus anchas en nuestra nariz, boca y garganta. Además su sabor fresco es muy agradable en esos momentos y también nos alivia.

Seguimos añadiendo más soluciones medicinales al maldito resfriados. Pues la menta también alivia la irritación de garganta. Será una bendición ver como esta planta alivia nuestras molestias e incluso tener una rápida recuperación.

No me extraña que haya tantos productos que incluyan la menta en su principal composición:

Adiós al mal aliento con la menta

Está relacionado con el apartado anterior pero es tan importante que merece una explicación y desarrollo aparte.

El mal aliento es una lacra para muchas personas. En tenerlo durante una época de congestión es normal y solamente temporal. Pero las personas que padecen halitosis pueden ver perjudicadas sus relaciones sociales por el rechazo antes el mal aliento.  Menos mal que la menta está aquí para ayudarnos, y de múltiples maneras. Ya que se distribuyen de un sinfín de maneras para tratar el mal aliento:

  • Caramelos.
  • Chicles.
  • Enjuagues bucales.
  • Pasta de dientes.
  • Bebidas.
  • Jarabes.
  • Sprays nasales.

Ya incluso no es únicamente empleada para el mal aliento de las personas. También hay gamas de productos para perros que incluyen la menta para proporcionales un mejor aliento. Que en éstas mascotas es muy común.

Foto de un persona con mal aliento
El mal aliento puede ser un tormento para la persona que lo padece. Puede incluso aislarla socialmente

La menta alivia los dolores provocados por el reumatismo

Aunque es un término impreciso, cuando hablamos de enfermedades reumáticas lo utilizamos para  trastornos de nuestro aparato locomotor que no son provocados por ningún golpe.

Cualquier dolor crónico que tengamos en nuestros huesos, articulaciones, tendones y ligamentos entrarían dentro de los problemas reumáticos.

Con todo ello en esta categoría figuran más del centenar de padecimientos, entro los que destacan:

  • Gota.
  • Osteoporosis.
  • Artitris.
  • Fibromialgia.
  • Dolor lumbar.
  • Artrosis.
  • Miopatías.

Y podríamos seguir así hasta una lista casi interminable. Pero todos abarcan lo mismo, dolor continúa en mayor o menor intensidad en las personas que lo tienen. Sin duda un infierno en vida. 

La menta tiene un efecto paleativo para éstas enfermedades. Para utilizar esta planta como tratamiento no debemos comerla tal cual, nos dará un buen aliento pero no el alivio que queremos. Lo que debemos hacer un aceite para aplicar a partir de menta. Para prepararlo cogemos una gotas de la planta y las diluimos en agua con un poco de alcohol. Impregnamos un paño con esta mezcla y la aplicamos directamente en la zona de los dolores.

Evita el cólico nefrítico

Si preguntas a cualquiera que ha pasado por un cólico nefrítico, seguro que todos responderán los mismo: Fue la experiencia más dolorosa de mi vida.

Y no exageran nada.

¿Pero que es el cólico nefrítico y cómo se produce?

Este trastornos se produce por la aparación de cálculos o dicho de una forma más coloquial piedras en los riñones provocados por sales que se van acumulando en él. Los riñones por norma general es capaz de diluir y expulsar la acumulación a través de la orina antes de que se la cosa vaya a mayores. 

Pero puede que cada vez esa acumulación se vaya haciendo más y más grande y entonces a la hora de expulsarla se produce un dolor tan intenso y agudo que algunas personas creen que van a morir.

Para evitar pasar por ese mal trago, la menta ayuda a que no lleguen a producirse esas condenadas piedras y no tener que experimentar ese sufrimiento.

Como hemos dicho evita la aparición de los cálculos, pero una vez que ya los tienes el tomar menta puede ser peor. Es un remedio preventivo, repito es un remedio preventivo.

Piedra de un cólico nefrítico
Foto de un cálculo renal. Viendo su tamaño no es de extrañar el dolor que produce al expulsarlo. Toma menta para evitarlo.

La menta también ayuda en los problemas estomacales

Sin duda estamos descubriendo que para cualquier malestar que implique dolor, la menta está resultando un buen buena solución medicinal.

Si entre actualmente tienes o eres víctima cada dos por tres de dolores de estómago, cólicos e incluso de espasmos musculares en la zona de nuestro sistema digestivo. Una buena solución para atajar este sufrimiento es tomando menta.

Puedes tomarla tanto mediante una infusión o si lo prefieres puedes masticarla. Pero te recomiendo el primer método, ya que es más rápido y eficaz. Pero por suerte tienes dos opciones para elegir.

Y como último consejos no comas comidas copiosas o picantes. Es mejor no sobrecargar nuestra maquinaria estomacal.

Efectos secundarios de la menta

Como cualquier planta medicinal, en realidad ésto lo podríamos incluir en cualquier producto de consumo para personas. La menta tiene contraindicaciones y situaciones en la que su consumo está desaconsejado.

Los dos primeros cosas son de sentido común. No debemos abusar de su consumo, una sobredosis de mentol es muy tóxica para el organismo y puede llegar a ser mortal. Como todo en esta vida nunca hay que pasarse. No falta tampoco decir que en caso de ser alérgico a esta planta que no se te pase por la cabeza tomarla de ninguna manera.

Ahora vamos a mostrarte bajo que circunstancias tomar menta es contraproducente, verifica si estás en estos supuestos por excluir de tomar esta planta.

Como la menta es un buen estimulante natural, en caso de padecer ansiedad, nerviosismo estrés o insomnio no la tomes porque agravará los síntomas. Ni que decir que aunque no presentes estos trastornos, también es muy aconsejable no tomarla en el momento cercano a acostarte. Si lo haces tendrás los ojos abiertos como platos casi toda la noche.

En niños menores de dos años su consumo es extremadamente perjudicial. Aunque hemos dicho que es bueno para el sistema respiratorio, esto solamente se aplica en adultos. A los bebés puede llegar a provocar asfixia.

En el embarazo tampoco hay que tomar menta. Esta planta tiene un efecto abortivo pudiendo provocar la pérdida del bebé. Tampoco hay que tomarla en la lactancia, corta la producción de leche y por la tanto no podrás alimentar bien a la criatura.

Ya sólo queda mencionar algunos efectos adversos que puede provocar la menta a las personas. Estos síntomas no deseable varía tanto en aparición como en intensidad en cada persona, incluso puede ser que ni aparezcan. Pero es bueno conocerlos para así saber si está provocado o no por el consumo de menta. Hay que diferenciar los posibles efectos secundarios según cómo la usamos:

  • En caso de comerla o tomarla en una infusión, algunos personas puede desarrollar gastritis, dermatitis y como hemos dicho antes cosas de nerviosismo o problemas de sueño.
  • Si el uso es a partir de un aceite, éste puede llegar a ser irritante para nuestra piel llegando a provocar quemaduras o ampollas. En otras ocasiones también hace que tengamos dolores de cabeza.

Elaborar una infusión de menta

Cómo el método casi siempre para obtener los mejores beneficios de una planta es tomándola por medio de un infusión. Nada mejor que un vídeo explicativo para hacer nuestra propia infusión de menta.

Realizar cultivo de menta

Es la menta es una planta que se puede comprar con relativa facilidad en las tiendas que hay cerca de casa. Pero siempre es más gratificante el plantarla y cultivarla nosotros mismos.

Sigue esta guía y consejos y antes que te des cuentas serás tu propio distribuidor de menta.

Por suerte es una planta que puedes sembrar y cuidar a a partir de esquejes o por medio de semillas. Evidentemente por esquejes es más rápido. También puedes sembrarla en macetas y cuidarla en el interior o en el jardín en exteriores. Elige la forma que más te guste, en cualquier caso el resultado es que tendrás la casa o tu jardín con una fragancia muy agradable.

Debemos tener en cuenta una consideración muy importante de la planta. Ésta su forma de crecimiento es horizontal, no crece hacia arriba como muchas otras plantas. Por tanto la maceta debe ser para tal fin, un ejemplo adecuado sería ésta. O en caso de hacerlo en el jardín evita tener otras plantas cerca, ya que conforme se extienda a lo ancho nuestra planta de menta cubrirá a las otras plantas que tenga cerca.

Ahora que ya tenemos decido nuestro lugar toca escoger el mejor momento para empezar. Lo mejor época es a finales de verano o principios de otoño si vivimos en climas cálidos. Por contra si el clima donde nos encontramos es más bien frío, la primavera sería mejor opción para empezar a plantar.

Con respecto a la exposición al sol, a la mente no le gusta que le de directamente. Así que un lugar sombreado sería perfecto. Y no no te es fácil proporcionárselo que al menos sea un ubicación donde reciba luz solar de forma moderada.

Para hacer un buen regado de la planta hazlo de manera muy regular y abundante, le gusta que el terreno esté bastante húmedo. Pero tenemos que evitar que el agua se estanque, un buen sistema de drenaje sería idóneo para complementar su cuidado.

Si seguimos estas pautas, cada verano nuestra planta de menta florecerá y así podremos recolectar sus brotes y utilizarlos.

Vídeo explicativo para el cultivo de menta

Fotos de menta, con sus flores y hojas